header

header

4 de diciembre de 2010

Sueños

Después de la fiesta de mi facultad de ayer (prefiero no narrar nada, porque aunque lo pasara muuuuy bien empecé a cogerle algo de odio a cierta personilla y la noche en general fue super WTF) llegué a casa a eso de las 5 con a mi amiga de fuera que paso la noche en mi casa. A eso de las 12 se fue para coger el bus y yo me volví a echar y, por consiguiente, a dormir.

Entonces tuve uno de los sueños más extraños pero a la vez más bonitos que he tenido. Tanto que hasta os lo voy a contar (no os iba a dejar con esa apremiante intriga, tranquilos)

Esataba en una salón con vidrieras bastante amplio y venía un señor pelirrojo (o rubio, vamos que parecía alemán) con barba y bigote y nos decía que estabamos en la estancia del sueño. Que nos relajaramos y los sueños bonitos vendrían a nosotros. Había algunos conocidos que también estaban echados en las camillas dispuestos a afrontar una buena "sesión de sueño"

Cerré los ojos y de repente estaba en una especie de orgía. Todo muy sensual y sexual pero no me daba tiempo a centrarme en una sola persona y empezaba a agobiarme. Hasta distinguí por allí a Naomi y Emily de Skins xD

Entonces me "desperté" de nuevo en la sala del sueño. El hombre nos dijo que íbamos a pasar a la fase dos de sueños (había tres) Que volvieramos a cerrar los ojos y que en tres segundos entraríamos. Y conté hasta tres pero seguía allí, y claro, tuve que quejarme porque que clase de hombre de los sueños era ése si no me decía la verdad. El hombre con toda su parsimonia me dijo que él en realidad era un producto de mi imaginación y toda una serie de causalidades que en su momento entedí pero ahora no recuerdo.

La cosa es que acabé en el nivel dos ese, esperándome otra macrorgía aún mayor si cabe (se supone que es lo que más mola soñar, ¿no?) Pero allí sólo estaba mi familia en torno a una mesa de Navidad. ¡Qué sueño más soso! pensé en un principio, pero de repente se levantaron todos de la mesa y se fueron al patio de la casa donde estábamos. Se levantaron todos menos uno. Mi abuelo.

Le abracé y empecé a llorar (mi abuelo falleció hace ya tres años) Le pregunté cómo estaba, si nos echaba de menos y si le trataban bien allí donde estaba. Él se alegraba de verme. No pude comprobar qué había en la fase 3 porque el teléfono comenzó a sonar a la una de la tarde y me desperté en la realidad.

4 comentarios:

Simply me, myself and I dijo...

Mmmm... has visto recientemente la película de Origen y te gustó? (jijiji)

A D A G I O dijo...

Owwww... qué bonito lo de tu abuelo... :)

... y qué interesante la orgía!!jaja Un muak!

Butterflied dijo...

Lo de la orgía pase, porque eres una calenturienta. Pero lo de tu abuelo... A mí también me hubiera dejado tocada, de esos que te despiertas y sientes cosas... Ains.

Laurita Whitman dijo...

Que sueño más guay y que pena que sonase el teléfono y nos dejase con la intriga.

 

Copyright © 2010 Buscadora de Utopías