header

header

20 de junio de 2010

Había una vez un barquito chiquitito

Es irónico que a veces para tomar las riendas de tu vida debas llevar a cabo acciones que te desestabilicen durante unas semanas. Al menos sé que he hecho lo que debería: decirle a esa amiga especial lo que verdaderamente sentía sabiendo que nuestra amistad se iba a ir al garete y romper de una vez por todas esa relación con un chico con el que no iba a ningún lado.
Ahora me siento como una mierda por haber hecho ambas pero por una vez noto que mi vida no va a la deriva. Que no me estoy dejando llevar, vamos.
Al menos ha salido el sol, que no es poco.

2 comentarios:

Nosu dijo...

Puf, pues te das cuenta del gran paso que acabas de dar???? Eso, el tiomar las riendas de tu vida. Es que es más difícil llevarlas, que te las lleven. Así qeu a partir de ahora, a construirse

neus.. dijo...

Hace tiempo yo tb le dije a mi mejor amiga lo que sentia por ella... Ahora está a punto de hacer un año que no nos vemos... Pero las cosas no siempre acaban igual... Suerte y sigue luchando!

Me alegro de haberte encontrado, aunque no nos conozcamos... Y me alegro muchísimo de que hayas dado ese paso! Ahora seguro que empiezas a encontrarte muchísimo mejor contigo misma!!!!

Un abrazo!

 

Copyright © 2010 Buscadora de Utopías