header

header

29 de septiembre de 2010

Nada

Me siento rara. Tan rara me siento que la mayoría de las veces estoy rara-feliz pero otras, las más puñeteras, estoy rara-rara, un poco depre. Tampoco depre pero sí de mala leche y un poco irascible con los que me rodean. Es que a veces me canso un poco de las cosas que siento sin poder remediarlo.

Por eso ayer decidí irme a la piscina después de muuuucho tiempo. Pero no a una de esas piscinas de verano en la que todos los críos están de aquí para allá con sus juegos y el calor que hace es tu único problema, no. Sino a esas piscinas aburridas en las que la gente sólo nada y nada y nada. Lo necesitaba, que últimamente me siento un poco vaga y pienso demasiado. Después de unos cuantos largos me quedé en un estado de paz y tranquilidad que sólo duró lo que duró mi pelo mojado. Debería plantearme sinceramente lo de hacer deporte, porque aunque cueste, la recompensa espiritual de después merece la pena.

Sin mucho más que contar, aparte de que hoy ya no puedo quedar con mis amigos por el trabajo que se me acumula de la uni. ¡Maldita evaluación continua! Contenta porque vuelve a haber capítulos de mis series favoritas "Cómo conocí a vuestra madre" y "Anatomía de Grey" y a la expectativa de un nuevo viaje este fin de semana para ver a mi familia. Todo muy relajado.

Por aguantarme el rollo, que ando falta de ideas originales para este mi blog, os dejo con uno de esos videos que me marcó muchísimo cuando lo vi hará ya un par de años. Seguramente lo habréis visto ya si sois un poco frikis del internes como yo. Es muy motivante. Merece la pena, en serio.




Usad crema solar y paz y amor a pesar de todo, ¿vale?


3 comentarios:

Vainilla dijo...

Vi este video hace meses, y no recordaba lo muchísimo que me había gustado. De hecho es triste que hubiese olvidado tanto de él, cuando debería verlo cada semana, para no olvidar muchas de las cosas que recomienda.

Pilistruski dijo...

Lo de la piscina funciona la ostia, es acojonante, yo me enganché el año pasado pa dejar de rucarme, por todo el rollo ese de "defogar",jeje y este año ya vuelvo a tar apuntada otra vez. La semana q viene empiezo cursillo (Ánimate! q no hay mucho joven, me siento bicho raro,jeje)
Y na, hay días raros raros, incluso semanas...pero bueno, e lo q hay. Yo no había visto el vídeo y eso q soy friki internauta,je

Yunns dijo...

Yo pasé por un día de esos hace poco. Son extraños, sí, haha. Pero como por un lado estaba de niñera de mis hermanos y por otro soy un poco vaga en cuanto a los deportes, ni piscina ni nada, en casita me quedé. Pero... hace meses me prometí que empezaría a correr media hora todas las mañanas, para desconectar la mente (y tengo que admitir que también por mi complejo de pierna), y tu entrada me lo ha recordado. Creo que serás la responsable de un par de kilos de menos y, sobre todo, un poco más de paz en mí. Me prometo a mí misma cumplirlo esta vez. A ver qué tal xD

¡Un saludo!

 

Copyright © 2010 Buscadora de Utopías