header

header

3 de septiembre de 2010

Que se me va de las manos

La mayoría de nuestro tiempo lo pasamos conviviendo con realidades atroces, esas que están ahí pero las tenemos aceptadas de tal manera que ya no nos hacen daño o, si aún lo hacen, no pensamos demasiado en ello.
Sin embargo hay veces que esos icebergs salen a la superficie arrollando todo a su paso. Hay veces que no podemos evitar darnos cuenta de que nuestra vida tiene pequeñas (o grandes) fisuras que nos impiden alcanzar la felicidad completa.

En mi caso, el tema de la familia me está haciendo flaquear las pocas fuerzas que me restan de haber entrado en este duro mes. No es cuestión de contar aquí mis problemas familiares porque daría como para un libro entero pero es duro darse cuenta de que no puedes contar demasiado con un pilar básico para tantas personas.

El otro día, harta de la sitación, de vuelta a casa tomé un desvío con el coche y me dediqué a conducir sin rumbo durante unos minutos. Necesitaba despejar la mente, establecer prioridades, prepararme psicológicamente de alguna manera ante lo que iba a venir, olvidar... Y descargar la mala leche más que nada. Conducir sola es algo que me relaja muchísimo, sobretodo si va acompañado de una buena música.

Aún no sé cómo ni si fue intencionado o no pero acabé en el campus de mi universidad. Estaba desierto, con unas enormes rectas donde sobrepasar los 50 km/h (tampoco mucho más, no os asustéis) Me bajé del coche para contemplar el lugar que ha sido mi casa los últimos años y el lugar que lo será a partir de la mitad de Septiembre. Era extraño estar allí de noche, sin nadie con quien comentar cómo me había ido mi última clase, lo difícil que era tal o cual asignatura o simplemente jugar un poker en la cafetería.

No aclaré mucho mis ideas pero al menos me relajé y pude dormir bien aquella noche tras un viaje de vuelta con la canción de"Are you gonna be my girl?" a tope con las ventanillas bajadas.

En cuanto a ayer, fui al Hípico con una amiga aprovechando unas invitaciones que me habían dado. Aposté 2 euros que, como era de esperar, perdí por apostar por una jinete que se llamaba Penélope. Me gustaba el nombre, ese fue mi único criterio y así me fue. El espectáculo estuvo bien pero a las hos horas me aburrí, me compré unas gominolas que hacía como seis meses que no comía y me fui a tomar algo con otros amigos.

La verdad es que esta semana ha pasado volando. No hacía nada que era mi cumpleaños y ya estamos preparando otro fin de semana. De momento voy a renovar mi DNI y aunque tenía intención de pasar el día en la playa, parece que no se puede planificar nada porque ya está nublado ¬¬

De noche tocará beberse lo que sobró de otros días. Tengo infinitas ganas de bailar y de no pensar en nada salvo en el chico buenorro que me esté mirando desde una esquina.

¡Ala!

5 comentarios:

neus.. dijo...

emmm... ¿ChicO buenorro? Me he perdido, creo...

Mira que conducir y acabar en el campus... Eso es que tienes ganas de volver a empezar, no? xDD! De todas formas espero que llegaras relajada a casa...

Y yo nunca he ido al Hípico, y no creo que vaya nunca, no creo que me gustase.

Pasa un buen finde wapa.

Mónica dijo...

Hola! ¿Se puede? He encontrado tu Blog de casualidad, y me resultaría interesante poder seguirlo. ¿Se me admite? Soy una chica buena ¿eh? Lo prometo! :D

Un beso!

FueraDeReceta dijo...

Que buen rollo y energía me da la canción que dices: Are you gonna be my girl ?
A bailarrrrrrrr!! jeje
Bsiness

Pilistruski dijo...

Llegando desde el twitter vía blog de Neus,jeje, comienzo a comentar :)
A mi lo que es conducir, relajar no me relaja, es más siempre pienso q el acto de conducir saca lo peor q llevamos dentro, nos vuelve agresivos y suelta tacos, sin embargo, ponerse a gritar como una energúmena con las ventanillas bajadas en la autopista una de esas canciones q hace tilín, descarga un huevo. Llegas a casa ronca, pero de un suave...jeje
Respecto a las familias...son lo q son, la tómbola de la vida q es así de perra, unas son comprensiva, y otras no tanto, la cosa es llegar llevarlo de una manera en la q no te afecte

Pilistruski dijo...

Por cierto, estoy leyendo tu blog marcha atrás...jejeje, eres de la tierra no? porque eso del concierto de camela gratis (q estaba petado, asi q no creo q decaigan tus seguidores, tol mundo los criticas pero tol mundo se sabe al menos una canción,jeje) festival de la cerveza (presupongo q en una ciudad vecina a unos veintipico km...)festival de la sidra...Va ser q vamos ser vecinas y to,juas

 

Copyright © 2010 Buscadora de Utopías