header

header

9 de junio de 2011

Cayéndome del árbol

Obviando las notas que me faltan por recibir y teniendo en cuenta que la exposición de hoy me salió bastante decente es probable que en estos instantes me quede UNA asignatura para acabar la carrera... Me han seleccionado en el Máster que pedí y ya he escogido el proyecto al que le voy a dedicar mi tiempo los próximos tres meses. Además, mañana tengo mi primera entrevista de trabajo para un trabajillo temporal en verano bastante interesante. ¿En qué momento el tren de la madurez comenzó a avanzar a más velocidad de la cuenta? La cosa es que ahora ya no puedo bajarme.


7 comentarios:

neus.. dijo...

Uyyyy que montón de buenas noticias!!!! Deja al tren que siga, no pare!!! Y no se te ocurra bajar!!! Ánimo y pa'lante con todo!!!! :))))

PD. Me ha encantado la imagen.

amora dijo...

Yo tampoco me di cuenta. Aparece, sin más y cualquier día te descubres sentada en un vagón. Eso es crecer y, en la teoría, no es malo pero... yo aún no me he acostumbrado! Para mi, los años duran como antes los meses...

Ana Pepinillo dijo...

viento en popa nena, pues mucho ánimo, los curros de verano a veces son duros pero lo mejor que tienen es que curras con gente joven y maja. besos

marialuisa dijo...

Me alegro!!
aprovechalo todo, seguro que te sale todo bien

un beso

Doctora dijo...

Felicidades :D

candela dijo...

Cuando te quieres dar cuenta ya estás subida, ahora suerte y adelante!

Jenny dijo...

Eso es muy cierto. A veces pasas a cambiar tu rutina radicalmente y a crecer sin pausa.
Me alegro mucho por ti!! ojala yo tuviera esa suerte porque estoy pendiente de unas lsitas y quisera subirme también a ese tren :)

Suerte!

 

Copyright © 2010 Buscadora de Utopías