header

header

17 de junio de 2011

RCP

RCP significa reanimación cardiopulmonar. Es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando la persona ha dejado de respirar o el corazón ha cesado de palpitar, como en los casos de una descarga eléctrica, ataque cardíaco o ahogamiento. La RCP es una parte crucial de la reanimación cardiopulmonar básica (ABC, por sus siglas en inglés).
  • A (airway en inglés) para vía respiratoria
  • B (breathing en inglés) para respiración
  • C (circulation en inglés) para circulación
¡No amigos! No he decidido cambiarme de rama cuando me queda una asignatura para acabar la ingeniería. Que estoy loca pero no loquísima. La cosa viene porque me he pasado esta semana de aquí para allá por un curso de primeros auxilios. Mañana y tarde dale que te pego. Las prácticas estaban bastante bien: que si punchi-punchi al muñeco, maniobra de Heimlich mítica de las películas cuando alguien se atraganta, que si te pongo una venda por aquí, te sujeto el brazo por allá... y luego pasa lo que pasa. La verdad es que no sé si tendría la suficiente sangre fría y la memoria como para aplicar todo lo aprendido ante una situación de urgencia. Además, con una mujer como esta en el curso veo difícil mantener la calma:



Os lo juro, había una tía igual a Shay Mitchell (Emily en Pretty Little Liars) Yo flipé cuando la ví entrar y sentarse delante de mí. Qué pena que no hubiera nadie por allí fan de la serie para compartir experiencias.

La teoría era ya otra cosa. La mayoría era bastante asequible para la población general (véase gente como yo que lo único que sabe de medicina lo sacó de verse enterita “Anatomía de Grey”) pero había partes en las que decían cosas como que “la meninge más irrigada es la aracnoidea” que yo me quedaba con una Poker Face épica. La gente de medicina disfrutaba de lo lindo haciéndose los guays mientras yo pensaba: como se os joda el ordenador donde proyectáis las transparencias me voy a reír yo, ¡já!
Conocimientos aparte, el curso no estuvo mal. Fueron bastantes risas con algunos amigos que también lo cogieron. Ella también fue y estuvimos rememorando todas las anécdotas de nuestro último curso juntas como si nada. Además, me sirvió para conocerme una ciudad que casi era desconocida para mí.  

Poco más que contaros tras esta semana ajetreada. El curro del verano cada vez menos factible y el hecho de que me vaya a quedar sin entrar al Máster por el puto proyecto cada vez más palpable. Siempre nos quedará aprender alemán el año que viene…

Paz y amor que me voy de fiesta loca! 

3 comentarios:

Doctora dijo...

Yo tampoco sé si llegado el momento sería capaz de hacerle una maniobra de estas a alguien (que no sé hacerlas,pero aunque supiera).
Lamento que tus planes veraniegos se trunquen,pero antes de aprender alemán podrías decirme qué coño significa "irrigado" (pensé que era una palabra que se habían inventado en las series de médicos).

marialuisa dijo...

Yo soy socorrista y tuve que hacer cosas de estas también, se pasa bien :)
aunque nunca lo he hecho de verdad

chaooo

Butterflied dijo...

¿Disteis también la D y la E? ;)

 

Copyright © 2010 Buscadora de Utopías